Archivo de la etiqueta: El pescado está vendido

El pescado está vendido

Pescado

“Una vez terminado el juego, el rey y el peón vuelven a la misma caja.”

Proverbio italiano

Como preveían las encuestas y sondeos, el Partido Popular ha ganado las Elecciones Europeas en España. Lo ha hecho por casi 4 puntos de diferencia (42,23 %) con respecto al partido del Gobierno, que ha obtenido 21 diputados (38,51 %), dos menos que el partido liderado por Mariano Rajoy, que según anuncian todos los medios de comunicación, reforzará su imagen dentro del partido que dirige con esta victoria europea.

Los socialistas quitan hierro al asunto bajo el arrogante orgullo que les envuelve y los “brotes verdes” de la Pajín, mientras IU continúa respirando débilmente y románticamente con sus dos eurodiputados. Francisco Sosa Wagner, candidato por el partido Unión, Progreso y Democracia (UPyD), se ha hecho con un sillón en el Parlamento Europeo, una clara muestra de que el proyecto político del partido magenta sigue creciendo. El partido, mal llamado y con la ya cansina coletilla, “de Rosa Díez” ha incrementado alrededor de 150.000 votos, contando que además, ha habido un 20% menos de los sufragios que el año anterior en las Elecciones Generales, a causa de la marcada abstención.

Y es la abstención la que precisamente ha sigo ganadora en estas elecciones, siendo esta del 54% de la población censada en nuestro país (aunque como sabéis ha sido la tónica general en Europa). Una abstención, que las próximas semanas será interpretada por prensa, políticos y analistas como les venga en gana, pero que viene causada, como bien han reconocido el día de hoy, por las malas campañas carentes de un mínimo de brillantez a las que nos han sometido los grandes partidos españoles. En los tiempos que corren, y esto va dirigido tanto para el caballo ganador como para el perdedor, es un peligro reírse del ciudadano en su propia cara e insultarle intelectualmente tomándole como un pardillo, algo de lo que no sólo podemos culpar al anodino presidente de este, nuestro circense Gobierno, si no también los ladrillazos, pildorazos y falta de inteligencia que han mostrado los “populares” usando el discurso demagógico en clave nacional. Nada de Europa ni debajo de las alfombras ni detrás de los divanes. Europa, en España, ha destacado por su ausencia en todos los discursos políticos y mítines, aunque hoy J.L. Zapatero tenía la desfachatez de alertarnos y avisarnos de la vergüenza que seríamos mañana en Europa si no íbamos a votar. Perdone Zapatero, pero la única vergüenza que España puede sentir en Europa es seguir contando con usted como presidente del Gobierno, así que haga el favor de una vez de dejar de echar la culpa a la ciudadanía y echar discursos y topicazos al viento con esa radiografía plana que siempre le precede.

A los cuatro puntos de diferencia, vamos a ver como se les saca punta durante las próximas semanas. Rajoy, muy lanzado con ese único bote de toda la campaña que se ha pegado esta noche en el balcón de Génova, se ha lanzado al pantano haciendo declaraciones tales como que “los españoles han avalado la estrategia que el PP trazó en el Congreso de Valencia”. Rajoy, La Casera que te me pierdes. No te lances a pantanos tenebrosos porque te equivocas de discurso si crees que los tiros van por ahí. El PSOE, ha perdido un millón de votos desde las últimas elecciones, pero los populares han perdido 600.000, por lo que más bien se puede hablar de una victoria “popular” más gracias a la incompetencia de un gobierno circense, que al carisma o propuestas que ustedes hayan aportado a esta vergonzosa campaña a la que nos han sometido a todos los españoles, que sin duda es la peor de toda la historia de nuestra Democracia.

Otro dato que no hay que obviar son los 175.819 sufragios que ha obtenido la Izquierda Internacionalista, partido promocionado por el radical abertzale Otegui y que una vez más, como pasó en las elecciones del País Vasco, han resultado NULOS y carentes de sentido dentro de nuestra política y por consecuente, la europea. Son muchos votos, pero sin duda, son muchos menos que nosotros, es decir, pocos y cobardes.

Por desgracia, el que la derecha se “haya hecho con Europa” implica que el mafioso de Berlusconi siga gobernando. También deja al descubierto que la izquierda, sigue siendo la que ofrece el voto de castigo cuando las cosas no marchan bien. Como se ha observado a lo largo de los tiempos, el votante de izquierdas tiende a la abstención o a cambiar su voto cuando su partido hace gala de una total inutilidad y mediocridad en lo relativo a su representación ciudadana, y en esta ocasión este factor se ha hecho notar en los resultados europeos.

Enhorabuena a los caballos ganadores… y a los que comienzan a galopar. A ver si es verdad, como tanto se les ha llenado la boca en decir, que va a haber cambios, pues estos, al final siempre parecen quedarse en verdades de Perogrullo más que en ningún tipo de acción. A ver si es verdad repito, que ese “cambio” deja de anunciarse y se produce, porque como decía Millás, “esta mierda no puede continuar así”.