Alerta a navegantes: “Desviados anónimos”

Ocultos en la red

Ocultos en la red

Uno de los dilemas que parece haber aparecido en la web es el uso de perfiles anónimos por parte de los navegantes. Disfrazar la identidad en la red, puede deberse a varios hechos: por elección, por pereza a los registros o por motivos totalmente legítimos como son la seguridad o la privacidad. Pero para nuestra desgracia, también existen en la web, como no podía ser de otra forma, los típicos sujetos desviados que aprovechan este “agujero”, para colarse con sus mensajes negativos, publicidad engañosa, paranoias, vicios, obsesiones, o peor aún: con intención de mancillar el honor de otras personas. Una nueva especie en evolución que ni mucho menos debemos de ignorar: es peligrosa y nociva para nuestra salud mental.

La pregunta que se plantea ahora es la siguiente ¿Existe el derecho a la libertad de expresión anónima? Según un artículo del abogado Javier Muñoz la respuesta es clara:

No existe el derecho a la libertad de expresión anónima. Los periódicos jamás publican cartas anónimas, y nadie les acusa de censura. Los empleados de limpieza borran todos los días pintadas anónimas, y nadie les acusa de vulnerar la libertad de expresión. Los responsables de seguridad de los estadios de fútbol retiran por la fuerza pancartas xenófobas o violentas a sus portadores, y nadie les acusa de pertenecer a la Inquisición.”

Yo no podía haberlo expresado mejor. La libertad de expresión tiene que estar avalada por la legitimidad de la información. Al menos, eso se afanan los profesores en enseñarnos en Periodismo. Libertad de expresión ni mucho menos significa libertinaje y más si este puede herir ya sea comercialmente o personalmente, el honor de otras personas. Hay blogueros en internet de reconocido prestigio, que a pesar de no identificarse con nombres y apellidos, han logrado un hueco por haber conseguido ganarse la confianza del público y establecerse como referentes digitales. El problema es “los otros”, esos que aprovechan la ausencia de identidad para decir aquello que no se atreverían a decir públicamente o a legitimarlo con nombres y apellidos. Estos “otros” son apodados como Trolls, no dispuestos a asumir consecuencias por lo que dicen, y quienes son definidos como:

“ [..] personas que solo buscan provocar intencionadamente a los usuarios o lectores, creando controversia, provocando reacciones predecibles, especialmente por parte de usuarios novatos, con fines diversos, desde el simple divertimento hasta interrumpir o desviar los temas de las discusiones, o bien provocar flamewars, enfadando a sus participantes y enfrentándolos entre sí. El troll puede ser más o menos sofisticado, desde mensajes groseros, ofensivos o fuera de tema, a sutiles provocaciones o mentiras difíciles de detectar, con la intención en cualquier caso de confundir o provocar la reacción de los demás. […]” (Wikipedia)

La convivencia con estas personas en la web se hace compleja, pues la ley no es aún lo suficientemente dura en algunos aspectos. Hemos visto campañas contra personas u organismos auspiciadas por personas anónimas en la red, sin más intenciones que hundir la imagen personal de sus enemigos o rivales. Esto es una constante por ejemplo en el campo de la política. Una forma vil, cruel y malvada de actuar en la sociedad, que pone en peligro la convivencia pacífica en un espacio democrático y que recupera la imagen del correveidile o cotilla difamador que todos nos encontramos en la calle. Lo peor de todo esto, es que en internet el correveidile se emociona, se deja llevar por sentirse por única vez en su vida valiente, y deja correr la pluma sabiendo que lo más probable, es que jamás sea descubierto.

Es así como se muestran las vulnerabilidades a las que se enfrentan los usuarios en la red. En el mundo de los blogs hay una regla importante: “don’t feed the troll, es decir, nunca contestes a un troll. Según el bloguero Arturo Vallejo, “Verter exabruptos es una manera incluso de publicitar sus propios blogs. Otros lo hacen por jorobar”. Un caso que ejemplifica todo esto es el de la bloguera Gina Tonic, quien ha tenido que aguantar todo tipo de insultos e improperios, principalmente por ser una mujer que habla sin ninguna clase de complejos sea cual sea la materia que trate, entre ellas materias sexuales. Reconoce recibir insultos constantes y ataques a su persona mediante usuarios que se esconden tras perfiles anónimos o inventados para la ocasión. Lo único a su alcance por el momento es bloquear su IP o ejercer los conocidos “baneos”. Según afirma:

“La gente no entiende que en Internet hay unas normas no escritas que se rigen por el respeto a las personas. Hay gente que se esconde pensando erróneamente que en Internet son anónimos”.

Es una reflexión que dejo en el aire: ¿Es legítima la palabra oculta tras un anónimo? Cuándo se hacen declaraciones que pueden ser trascendentes o dañinas para otras personas ¿no debería ser avalada con nombres y apellidos?, ¿Deberían sancionarse duramente a aquellos que aprovechan la libertad de expresión de la web y la blogosfera para herir el honor o humillar a otras personas? Para mí la respuesta es clara ¿Y para ti?

Debemos defender internet como espacio abierto y plural, que permita la crítica constructiva o las denuncias legitimadas mediante pruebas o fuentes fiables y auténticas. Pero lo que jamás debemos permitir, es un espacio público que dé lugar a la aparición de sujetos morbosos y desviados, sujetos, que aprovechan la libertad existente para hacer lo que jamás harían a ojos de todos.

Recordemos que entre estos desviados de la sociedad que usan internet como medio para hacer daño, aparecen los conocidos pederastas y violadores. No podemos esperar nada bueno. Es por ello, que propongo que blogueros e internautas hagamos un pacto tácito por mantener la www lo más limpia posible de sujetos trastornados por complejos o iras personales, que lo único que hacen en la red es atentar contra los derechos humanos. Sí, he dicho Derechos Humanos. Viene a mi memoria, por poner un ejemplo, las conocidas páginas dedicadas a venganzas y chismorreos, donde se muestra sin ningún pudor ni moralidad, chicas desnudas que no son conscientes de haber sido grabadas, y que son volcadas en estas plataformas con un único fin: humillarlas públicamente. No olvidemos tampoco, la vigilancia que debiera ejercerse sobre las conocidas redes sociales, donde se cuelan fanáticos peligrosos como fue el caso reciente de un grupo de apoyo en Facebook hacia el asesino de la Camorra: Toto Riina.

Aunque ya que la convivencia en la web es una convivencia en comunidad, creo que la responsabilidad no debe dejarse en manos tan solo de la Justicia. Es cierto, que este ámbito está regulado en varias leyes y para más INRI, también en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (art.15):

“Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.”

Pero la Justicia no parece ser suficiente, por lo que somos nosotros –los del sentido común claro, “los otros” a su rollo…-, los que, con un comportamiento correcto, ético y democrático, debemos ayudar a concienciar la necesidad de crear un espacio habitable, un lugar común donde la libertad y el respeto sean el máximo exponente y donde reclamemos el derecho a una información veraz y contrastada, sin amarillismos ni sensacionalismos de tres al cuarto que a nadie interesan.

Así es como se distinguirá el periodista del futuro de los meros charlatanes: mediante el uso correcto de la información y despojando de derechos a aquellos que nutren la contaminación y la falsificación de la información. Difícil cuestión, pero no imposible. Para suscitar credibilidad no hace falta mucho, una pizca de conciencia, otra de moralidad y otra de buen gusto son buenos puntos de partida. A partir de ahí, dependerá cuanto te preocupe la comunidad, el respeto que la tengas y si estás dispuesto a ejercer de gatekeeper justiciero de esta, con toda la responsabilidad que esto conlleva.

Para terminar, a modo de moraleja, quiero dejaros con el impresionante sermón que el Padre Flynn nos dedica en la película: La Duda:

“Hubo una persona que fue a confesarse con un cura. Le dijo: “Padre he practicado chismorreos ¿es eso malo?” “Sí” le dice el confesor, “rezarás un Padre Nuestro”. “Qué bien”, dice la pecadora. El confesor la detiene: “un momento, no tan deprisa. Antes irás a tu casa, cogerás una almohada, subirás al tejado y la rajarás con un cuchillo. Después vuelves aquí y me lo cuentas.” La pecadora emprendió camino a su casa, cogió un cuchillo y una almohada y subió al tejado. Tras seguir minuciosamente las instrucciones dadas por el padre, regresó nuevamente a la Iglesia donde se encontraba su confesor. Dentro del confesionario, el Padre le pregunta: “Dime hija, ¿qué ha pasado cuando has rajado la almohada?” “¡Oh Padre! –responde ella- miles de plumas se han esparcido por el aire”. El confesor afirma con la cabeza y le dice: “Bien, pues ahora deberás volver y recogerlas una a una”. Ella sorprendida por la locura propuesta del Sacerdote responde: “…creo que eso ya me es imposible Padre.”

El periódico cabezón

Anuncio del Periódico Digital "20 Minutos"

Anuncio del Periódico Digital "20 Minutos"

Video recomendado: www.lainformación.com


En una época de constante cambio en los medios de comunicación, el periódico parece no querer adaptarse a los cambios que acontecen. Año tras año sigue cometiendo los mismos errores y parece demostrarse que por cabezonería. Desde el nacimiento de los medios digitales, proceso que en un inicio era para todos positivo, ha llovido mucho. Los diarios de la red, en un principio nacidos para complementar al soporte de papel, parecen haber dado la vuelta a la tortilla, adelantándose a estos y superándolos con creces. Como bien dice el conocido bloguero Mangas Verdes en uno de sus posts “[…] La industria del periodismo de papel es hoy un barco que naufraga sin rumbo […]”. Completamente de acuerdo.

Sin lugar a dudas la prensa ha perdido su lugar, y de un modo casi poético, parte de su honor. Los intentos de cambio sobre el periódico escrito han resultado ínfimos en comparación con el avance de los medios digitales, dónde portales de noticias ampliamente interactivos han pasado de ofrecernos simple información, fruto del volcado de datos de los periódicos del día, a noticias cocinadas, analizadas, servidas en bandeja, con videos, fotos y artículos relacionados donde podremos comparar y contrastar opiniones sobre una misma noticia. Acciones imposibles de acometer en el soporte papel. La innovación se ha hecho material, ha crecido y ha tomado la ventaja y el testigo.

La evolución ha provocado pues, un conflicto a la hora de la convergencia. Ambos medios, en un principio nacidos para complementarse, parecen haberse convertido en enemigos en potencia. Este último año según la IAB, La publicidad en medios digitales registró un crecimiento del 26% en relación con el año 2007, lo que indica que son estos los que han registrado una evolución positiva, en contra de lo que ha ocurrido con la publicidad de los anunciantes en papel, que cada día registra un índice menor. Es aquí evidente, un error de estrategia por parte de los medios tradicionales para adaptarse a los nuevos tiempos.

Otros, siguen culpando la bajada de venta de periódicos a los jóvenes. Dicen que no leen. Esto es completamente falso. La tendencia hacia el medio digital es algo natural. Nos proporciona comodidad, noticias al segundo en diferentes soportes y múltiples puntos de vista a golpe de un simple clic. Es evidente, que la sociedad evoluciona por lo que, por más que se nieguen los medios tradicionales, les quedan dos opciones: Renovarse o morir. Al igual que le ocurre a los periodistas. Han de abandonar el discurso victimista y ponerse manos a la obra, creerse que no es una mala pesadilla ni algo temporal: el cambio es irremediable. Estoy completamente de acuerdo con la opinión de Pablo Mancini sobre cómo deben ser los periodistas digitales:

“Hay dos clases de periodistas digitales: los que son enteramente amphibios profesionales y con habilidades nativas del contexto, y los que quieren ser como los periodistas tradicionales y trabajan por descarte en un online, con la vana esperanza de que algún día les propongan trabajar en un diario de papel, una revista o algún medio tradicional.”

Efectivamente hemos de cambiar los horizontes o pronto los horizontes nos darán en la cara. Si la profesionalidad no sólo se mantiene, sino que aumenta con un eficaz manejo en los medios de comunicación, los periodistas volverán a ocupar su lugar, anticipadamente perdido. Mantenerse en la rueda y girar con ella, ahora, es lo que toca.

Para aquellos que disfrutan con el periódico el domingo al sol: que no teman. El futuro probablemente será ese, una edición impresa semanal en la que importantes redactores hagan estupendos reportajes. El papel por desgracia o por fortuna, ha perdido el factor rapidez: ahora es el último casi en informar.

De profesión: prostituta

No se alarmen. No he decidido cambiar de profesión. El título va referido a una historia que vi hoy en la prensa y que me ha dado para reflexionar durante unas horas; el que parece uno de los pecados graves sin resolver de nuestra sociedad: la prostitución.

Hoy y mañana, prostitutas de toda Europa se reúnen en París, ciudad donde se está celebrando la Tercera Asamblea sobre Prostitución. En ella, una idea común: la defensa de los legítimos derechos que poseen los trabajadores sexuales. Algunos de ustedes, ya se habrán escandalizado en este renglón, cosa que comprendo. Pero a su vez, no puedo evitar pensar en ellas, mujeres en su mayoría, que lejos de poder buscar (o no quererlo hacer) una vida mejor, se emplean en la profesión más antigua del mundo. Reconozco, que hay que tener estómago para realizar el trabajo, pero no es su estómago lo que tenemos que poner en consideración, pues no estamos hechos para juzgar normas morales, sino su precaria situación. La justicia no debe ir encaminada a juzgar acciones por códigos morales cual estilo de la Inquisición. Hace muchos años que superamos esas barreras y no deberíamos seguir intentando imponerlas. La práctica de esta profesión, como saben, es la más antigua del mundo. Jamás, a pesar de los castigos divinos, judiciales y morales que se les han impuesto, se ha conseguido erradicar. Siguen ahí por una razón: sus clientes las adoran y la sociedad necesita, para algunos sectores minoritarios, que ellas sigan existiendo.

Ahora sería el momento de entrar a valorar al “santo varón” que se dirige a un prostíbulo o a una señorita de la calle. Pero recordemos, lo que hay que sancionar, no es la moral. El acto sexual hace muchos años ya, que tenemos superado que es necesario para la supervivencia humana, no solo para engendrar hijos y mantener la cadena evolutiva, sino también para ser felices, ser sanos, disfrutar de nuestro cuerpo y pasárnoslo pipa en el intento. Hay personas, que ya sea por sus circunstancias físicas o psíquicas, no consiguen tener tanta suerte como el resto. Otros simplemente, desahogan su vicio. Otros se recrean, pero ni yo ni usted somos quienes para privarle a alguien del derecho a disfrutar de su sexualidad, y más aún si lo paga ¿no creen? Llevamos siglos luchando contra la prostitución, y está visto, que esa lucha está perdida (al igual que ocurre con las drogas blandas como el cannabis, pero esto puede ser tema de otra crónica…), pero seguimos cabezones, seguimos pensando que eso “es una guarrería” y no somos capaces de abrir nuestras cabezas a la realidad: no es una guarrería, sino una necesidad. Mientras esa cabezonería nuestra de ser decentes nos lleva a una lucha contra las prostitutas, ellas luchan con sus chulos y extorsionadores. Contraste absoluto con la lucha que la mujer lleva años y años ejerciendo para dar fin a estas situaciones. Pero nuestros gobiernos se nutren como siempre de la doble moral. Ustedes se preguntarán: ¿y no es un retraso para la mujer ser prostituta? Pues sí, puede que así sea, pero ellas elijen. Y si no elijen, sino que las obligan, es que nuestras normas tienen un agujero por donde los derechos de estas señoritas se escapan. Es más inteligente y más sencillo fomentar el fin de esta práctica, tan sucia y fea para algunos, mediante la educación y la ayuda. No bastan las que hay, eso está demostrado.

Las exigencias de estos hombres y mujeres son claras: que el Gobierno francés lleve a cabo la abolición de la Ley Interna de Seguridad, la cual penaliza la prostitución, y con esto, se reconozcan sus derechos fundamentales, traduciéndose esto en un estatuto legal para este tipo de profesión. Según declaraciones de Miguel Ángel Garzo, socio fundador de Droits et Prostitution y participante en esta Asamblea, la situación de las trabajadoras sexuales en Francia ha empeorado notablemente desde que esta ley está en vigor. Problemas similares y parecidos al del resto de estas trabajadoras en el resto del mundo.

Es por este motivo que nace la Asamblea sobre Prostitución: para dar voz a este colectivo tan maltratado por todos y cada uno de nosotros. Para dar voz a aquellas que además de “puta, pagan la cama”, y que no solo sufren el rechazo de sus compañeros de sociedad, sino que están expuestas al maltrato y aguantan, como seres despreciables trafican con ellas. Mientras tanto, la sociedad mira hacia otro lado: no estamos preparados a afrontarlo, a vernos en un espejo, a reconocer nuestras necesidades. Las ocultamos bajo nuestra piel de cordero. No queremos que vean la parte de lobo que todos llevamos dentro. Esa parte, nos da vergüenza. No, en ningún caso, queremos ver ese reflejo de nosotros mismos.

¿Qué ha supuesto la nueva ley? Según parece más marginación. Si es que cabía más… Recuerden por ejemplo las cámaras colocadas por el Ayuntamiento de Madrid en la calle Montera. La reacción del cliente y del propio ciudadano. La ley Interna de Seguridad va más allá aún de esto, sanciona la técnica del “enganche”, siendo esta técnica la referida a cuando una prostituta se ofrece e intenta mantener una negociación con un posible cliente. Esto está sancionado con penas de casi 4.000 € y varios meses de cárcel. Meses de cárcel que no recibe el chulo o el patán en cuestión, sino la propia prostituta que en unos casos intenta mantener a sus hijos y en otros, tan solo mantenerse a sí misma. Con el alejamiento del cliente por el temor y el temor previo de la prostituta, el negocio baja o en las peores circunstancias se vuelve más oscuro. Es el caso de la nueva moda, ofrecer a la prostituta más dinero por hacerlo sin protección, con los riesgos inherentes que eso conlleva ¿Qué hacen ellas? Piénsenlo, todos queremos comer cada día.

Sarkozy no ha escatimado en su lucha contra ellas: también ha puesto una patrulla policial especial para que no se le escape ni una. Muy bien Sr. Sarkozy, ¿qué será lo próximo? ¿Perseguir a los mendigos? Sé que es un debate difícil, pero que no debemos olvidar por ser seres humanos lo que hay detrás. Un tema en el que debemos buscar medidas y no a golpe de porrazo, pues la experiencia y porque no decirlo, la historia, nos ha indicado que la prohibición de conductas nunca ha desembocado en nada bueno. Ya hoy en día toleramos lacras como la pederastia, violaciones… ¿es necesario alimentar más esos errores humanos tan despreciables? ¿No es mejor levantar la mano y permitir conductas de primera necesidad? De no ser permitidas, serán igualmente buscadas, no nos olvidemos. La represión y más en estos menesteres, en ningún caso, creo que sea una buena solución. Los valores morales, máxime aquellos que aún generan cortocircuitos en nuestro cerebro, deben ser tratados desde la educación, la enseñanza y el apoyo y jamás a golpe de cancerbero. Bajo una lucha que parece ser contra los proxenetas y el tráfico sexual de personas, no se esconde otra cosa que políticas de tipo mucho más controladoras que dotadoras de derechos.

Madrid también participa en estas jornadas de París. A través de su asociación, “Colectivo Hetaira”, España estará presente en esta lucha por ciudadanas, que siempre han sido consideradas no de segunda, sino de tercera clase, (de segundas, a lo largo de la historia, han sido las mujeres en general). Una de las posibilidades que se plantea esta Asamblea, es llevar a cabo un colectivo profesional, en el que se aúnen fuerzas para evitar que su voz sea vetada por estigmas y prejuicios impuestos por nuestras decentes morales. Hay que romper la barrera, y ellas lo saben, en la lucha por la legalización, de la profesión. Nosotros, siempre obligados a ayudar al más débil en la lucha de sus derechos, tenemos un nuevo valor moral sustituible al anterior y sin duda más realista: lograr que eso ocurra, evitando con esto a los cancerberos extorsionadores que manipulan a seres humanos. Evitando con esto, enfermedades y chantajes por parte de mafiosos sin escrúpulos. Evitar con esto y poder controlar, la prostitución infantil. Abordemos la situación. Es el momento.

Manifiesto de las trabajadoras del sexo de Europa

De lector a usuario: La interactividad en los medios digitales

Interactividad

Sin lugar a dudas, Internet se ha convertido en nuestra principal forma de información. Para muchos de nosotros resulta ya un hábito y costumbre, ir al ordenador para ver que “está pasando en ese momento”. Nos hemos acostumbrado a tener las noticias y “tenerlas ya” e Internet se ha hecho responsable de esta cuestión. Otros muchos, no son tan adictos o frikis (en el buen sentido de la palabra), pero sí consultan los distintos medios de noticias o blogs que le son de su confianza. Sin duda, está en el aire, algo está cambiando y ese algo es el usuario. El usuario cada vez más intenta buscar las noticias y contrastarlas en medios diferentes. Una tendencia crítica que nos enriquece a todos, tanto a los que las ofrecemos, como a los que las reciben. La información y el mundo de los medios de comunicación tienen que adaptarse a estas nuevas tendencias, que muy lejos de frenar, avanzan a velocidad de vértigo. Eso es lo que están haciendo la mayoría de medios de comunicación: adaptarse a la nueva era tecnológica. De toda está pluralidad de medios que surgen en la www, nacen otros con el simple objetivo inicial de “estar”. Son los blogs y portales de noticias. Si buscan en la web encontrarán miles de ellos: geniales, malos, críticos, especializados… y podrán obtener información a la carta que usted mismo busque en Google. Hoy me gustaría hablar de la interactividad de estos medios, para lo que me basaré en el ejemplo de tres de ellos escogidos al azar, cada uno, en naturaleza diferente entre sí. Estos son: Terra, Menéame y Soitu. Este último no ha sido tan al azar. Entre decantarme entre un periódico digital habitual, como puede ser: El País, El mundo, Abc.es o cualquier otro, he querido presentaros Soitu por su amplia interactividad. Vayamos por partes.

La web de Terra la recordaréis todos por su color naranja característico. Es una web que a mí, personalmente, me gusta bastante poco. En primer lugar y a primera vista, lo primero que captarán nuestros ojos al aterrizar en ella serán las “noticias rosas”, relativas a corazón o a cine y espectáculos, estas últimas muy poco elaboradas y más enfocada a la parte rosa del asunto que a su propio personaje. Dispone de varias secciones, en la que una de ellas es la de Noticias. Si curioseamos en su interior y nos dirigimos a una de las noticias, nos daremos cuenta de que no dispone de comentarios, es decir, el lector no puede expresar su opinión al hecho narrado. Sus noticias son de agencia (habitualmente EFE) y lo que sí permiten, es ser reportadas por el usuario a webs como Menéame o Facebook para que este las promocione. Otro punto negativo es que la publicidad es excesiva y constante en cada clic. Si seguimos curioseando (si es que aún tenéis ganas), podéis notar una ligera apreciación: el target buscado parece ser el del sector femenino. No solo por los temas tratados habitualmente en la cabecera, sino también por una extensa y llamativa área de “Belleza y salud”. Vistos estos varios puntos podemos llegar a una conclusión: Terra se preocupa más por su publicidad y por la efectividad de esta que por sus contenidos informativos.

Pasamos ahora a otro de los anunciados anteriormente: Menéame. Esta es una web que permite enviar una historia en tiempo real. Esta historia, será revisada por los lectores (registrados o no), que serán quienes la promocionen. Esta promoción se realiza a través de los llamados “meneos”, que es básicamente votar la noticia. La que más meneos obtenga será llevada a la portada principal, donde será vista por mucha más gente. Ahora os preguntaréis: ¿Y sirve cualquier tipo de historia? Es evidente que no. Para entrar en parrilla deben cumplir lo siguiente: tratar de noticias (punto principal) o que sean apuntes de un blog. El objetivo es “pasar un cromo interesante”. A primera vista, podéis pensar que es un lugar ideal para hacer spam, pero no es así. Además de que Menéame dispone de unas condiciones de uso que como en todas partes, han de cumplirse, los usuarios han elaborado unas, llamémosle, “normas éticas”, que no solo engloban el modo de comportamiento de los usuarios, sino también la forma de edición para mantener una homogeneidad que no dificulte o moleste al lector. De esta forma, si nos dirigimos a su página principal, podemos encontrar noticias que se ajusten a su interés. Si además queremos más y queremos fidelizarnos con esta página, tenemos la opción del RSS y sus facilidades de suscribirnos a aquello que deseemos (noticias a la carta). Como era de esperar, no solo permite comentarios, sino que también estos serán valorados por el resto de los usuarios, creando con esto un interesante debate social sobre diferentes materias.

Por último, y no por ello menos importante, tenemos a Soitu. Es, podríamos llamar, un periódico digital. Con el epígrafe de “no mass media”, Soitu nos envuelve en una telaraña (práctica) de noticias. Dispone de todas las secciones que puedas imaginar o alguna más, pero algo que le hace realmente interesante, es “El Selector de noticias”. Este selector, consiste en un recopilador de noticias a tiempo real, de lo que consideran, los mejores contenidos de la web. La selección de estas noticias está realizada por profesionales de distintas materias del equipo de Soitu (formado por periodistas, usuarios y especialistas en distintos campos). Las recomendaciones son realizadas por secciones (Medio Ambiente, Sociedad, Política…) y agrupados en distintos bloques para mayor comodidad del lector. A primera vista, en el “mini” resumen de la noticia, encontramos el titular (dónde clicaremos para visitar la noticia original), la posibilidad de traducción de idioma (los artículos suelen estar en su idioma original, por ejemplo, si viene del New York Times), el sitio web ha donde lleva el enlace del titular, y porque miembro de Soitu ha sido realizada la recomendación. Todo un lujo la verdad en cuanto a interactividad y a feedback con el usuario se refiere. Como es evidente, también en esta opción te permite suscribirte a lo publicado con el lector RSS. En este campo, se añade una novedad. Al lado del icono RSS, figura otro denominado “Llévame contigo”, que nos permite incrustar un widget en nuestro blog con la sección que deseemos, o incluso, el widget de la portada de Soitu.es donde aparecen las recomendaciones.

Para más comodidad todavía, El Selector de Noticias te permite configurar los bloques a tu antojo y ponerlos en el lado de la pantalla que más te guste con solo arrastrarlos. Puedes también eliminar aquellas secciones que te interesen y dejar en tu página tan solo aquellas en la que estés interesado ¿no te gustan los cambios que has hecho? ¿has borrado algo que no querías de tu página de Soitu?, no hay ningún problema, en la parte superior de la pantalla hay una opción denominada “Restaurar disposición” que devolverá todo a su posición original.

Dentro de los bloques también puedes elegir que salgan más o menos noticias. Para ello tan solo dirigirse al título de la sección y pulsar sobre “+” o “-“ ¿sencillo verdad?

Existe también otra sección de la página, donde los editores de Soitu te indican aquello que les parece de más relevancia o más interesante. En ella seleccionan noticias y además, en un pequeño botón puedes acceder a la explicación de porque les ha parecido interesante.

Por las mañanas, dedican un campo llamado “El papel también existe” con enlaces directos a la prensa nacional e internacional. Todo un ejemplo de interactividad. ¡El tiempo dirá si es tan fantástico como todo indica!

Tropezar 4564654 veces con la misma piedra

Prueba de lo que NO debe hacerse: La novia del asesino de Marta del Castillo en el Programa de Ana.

Es lo que parece a simple vista con el caso de la reciente muerte de Marta del Castillo. Son muchos los que han comparado el caso con el sucedido hace varios años conocido como el caso de “las niñas de Alcàsser”. Una vez más, los mass media han vuelto a mostrar su lado oscuro. Las noticias han vuelto a teñirse de sensacionalismo, sin que nadie, haya querido parar la máquina antes de que estalle. Una vez más los que han llamado a la prudencia, además de los familiares, es la propia audiencia. Hay un límite que jamás hay que perder de vista: el usar el morbo como noticia. Es intolerable, primero por tratarse de menores de edad, que se han exhibido incluso en programas con tinta algo más que rosa chicle.

Sobre este punto, la Federación de Sindicatos de Periodistas, ha declarado que: la utilización de menores para exaltar el morbo no responde a ningún interés público” y lamenta que algunos medios “vuelvan a mostrar lo peor de su quehacer mediático”.

El vaso de este pequeño “circo mediático”, se ha llenado cuando varios medios han utilizado capturas de pantalla y fotos de la red social Tuenti, para distribuir material perteneciente al perfil privado de la joven. Esto se encuentra prohibido por la propia red social, que muy claramente especifíca entre sus normas de uso que: “se establece la prohibición de reproducir y difundir cualquier contenido”. Tuenti aún no ha declarado si emprenderá acciones legales con alguno de los medios que han distribuido, sin permirso, las imágenes.

El diario gratuito “20 minutos” ha elaborado una encuesta a los lectores, en la que estos consideran que los medios de comunicación tratan casos como este como un espectáculo.


¿Hacia dónde vamos?

Este video, en tan sólo 8 minutos y medio nos da una idea bastante amplia de hacia dónde se dirige el mundo de la comunicación de masas. A lo largo de los últimos años, el hombre se ha convertido en lo que se ha pasado a denominar “prosumer”, un productor y a la vez cliente de la red www.

Ya en 1999 empresas como Google o Amazon comienzan su andadura. Ambos buscadores incluyen las últimas noticias en sus soportes. Eso implica un rápido crecimiento de la velocidad en que estas llegan al usuario y en que son, por así decirlo,”fabricadas”, cuestión que es debatida a día de hoy, ya que una gran mayoría increpa a los blogueros y periodistas espontáneos, la falta de objetividad y rigor en la elaboración de la noticia o crítica alojada en un post.

En 2002 fue cuando el mundo blog, de la mano de Blogger (posteriormente comprada por Google), entró en la escena de la información. El lector pasa al lado contrario e interactúa con el resto de plataformas periodísticas. Hoy en día, el blog, es toda una religión, en la que muchos, como la que aquí suscribe, contamos lo que en cierta manera “nos viene en gana”, con un mayor o menor interés en contrastar la información y con algunos estilos que no son precisamente periodísticos, sino más bien, de andar por casa muchos de ellos.

En 2002 es también el año en que Google inserta titulares de las noticias en su plataforma, dando lugar así a la anteriormente citada “rapidez de la información” el gatekeeper parece volverse un gato menos protestón y las noticias parecen tener (o da el efecto) una menor supervisión a la hora de ser publicadas. Los buscadores, indexan las palabras claves de las noticias, para dárselas después en bandeja a sus usuarios.

Poco a poco se va avanzando: Google compra Picassa, medio interactivo para imágenes, poco después los usuarios comienzan a compartir música mediante el “peer to peer”. El efecto www es imparable. La interacción se va haciendo cada vez más generalizada y el usuario es consciente de que si busca algo, sea lo que sea, “puede preguntarle a Google”.  A su vez, nace la respuesta por parte de los medios tradicionales de información: persecución por violación derechos de autor, mayor control sobre estos con sanciones que han resultado en algunos casos muy importantes, persecución a la piratería… pero eso no ha hecho otra cosa que impulsar su avance.

Los periódicos digitales intentan adaptarse a esta nueva forma de convivencia en la red con periodistas anónimos que no son otros que ciudadanos con mucho tiempo o mucho activismo encima. O simplemente, con algo que decir o que transmitir. Dejan parte de su periódico libre para que el internauta pueda acceder a él, pero no parece ser suficiente. Los bloggeros parecen seguir ganando la batalla procurando cada día más competición.

Puede analizarse lo que todos estos factores pueden ocasionar, pero el video Topic que aquí os dejo, puede ayudaros a ratificar vuestro propio análisis del tema.

La T.I.A. de Madrid ¿Quién será el Súper?

El Pais

Forges. Visto en: El País

Hagas lo que hagas, siempre alguién te está viendo

Dicho popular

Sucesos inexplicables (o desgraciadamente muy explicables) siguen dándose cita en la sede genovense de Madrid. Ni es un pájaro, ni es un avión, ni por desgracia, es Superman. La sombra de un Joker malo y vengativo cobra fuerza sobre las cabezas de los simpatizantes y afiliados del PP. Nadie sabe nada pero todos saben de más… declaraciones confusas e imprecisas que son alimentadas por la pasividad (o pasotismo) de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

El problema de todo esto es que no solo de espías va la cosa, sino que por los últimos tiempos aparecen delitos de corrupción por doquier. El PP en la encrucijada. No hay camino de avance y mucho menos de retroceso: han de tomarse decisiones. El Partido Popular no puede pretender mantener un juego o hacerse el loco hasta después de las elecciones que se dan cita el día 1 de marzo en el norte de España (Galicia y País Vasco). No puede seguir disimulando a ver si el chaparrón “les cae después”. Es vergonzoso mantener a personas que depositaron, democráticamente, su confianza en la urna a políticos incompetentes. Han de comenzar a rodar cabezas, y a ser posible, con rapidez.

¿Quién es el Súper de esta Agencia Megasecreta? Todavía su identidad está en el anonimato, aunque dados los intereses adheridos a que esta situación se aclare (tanto de la oposición como del propio partido) no creo que tardemos mucho en averiguarlo. Hagan sus apuestas.